Buscar
  • Stone Eagle Capital

Más que una filosofía, un auténtico estilo de vida.


Hoy quiero hablarles de los chinos y el ahorro. Me parece que tienen costumbres muy interesantes con respecto al ahorro y la forma de ver la vida financiera.

Primero que todo, los chinos no se endeudan para vivir, ni viven para endeudarse. Y sí, en China existen los bancos y el crédito, pero el común de la gente no piensa en endeudarse apenas tienen un trabajo, para adquirir bienes de consumo con deuda; ya que eso es lo que pensamos en “Occidente”.

Por el contrario, ellos piensan primero en ahorrar y no gastar innecesariamente en cosas que no necesitan, y en su gran mayoría usan el empleo como un trampolín de ahorro hacia su propio negocio. De hecho, en China surgen 2 nuevos Billonarios a la semana, es decir emprendedores que llevaron sus propios negocios al más alto nivel.

Puede que existan altos ejecutivos con salarios multimillonarios, pero nadie se vuelve millonario trabajando para otra persona y esto los chinos lo saben muy bien.

Los chinos son grandes usuarios del efectivo, pagan lo que más pueden en efectivo, especialmente en sus primeros años de vida laboral, pues cómo he dicho en ocasiones anteriores “Es la forma más clara de saber cuánto tengo y cuánto gasto”, de hecho, en China (proporcionalmente) hay más efectivo circulante que en ninguna otra parte del mundo.

Algo muy importante de los chinos es la solidaridad entre ellos, es muy común que entre familias o amigos se prestan grandes cantidades de dinero sin ningún interés y sean impecables al momento de devolverlo.

Cuando viví en Alemania, en una ocasión tuve una dificultad económica, yo estudiaba con un Chino, quien era un buen amigo, le pedí un préstamo para salir de la dificultad económica que tenía, me prestó el dinero, (eran Marcos Alemanes en esa época) y yo le dije “Gracias, apenas pueda te los pago”, y él me contesto “Yo sé, pues es imposible que me pagues antes de que puedas” a mí me sonó como una especie de broma, pero me di cuenta que él lo decía muy en serio.

Más adelante en la vida cuando recuerdo esa frase, me doy cuenta de la profundidad que tiene, del valor de la palabra y de la solidaridad de su cultura. Ellos entienden claramente que, si se ayudan entre todos y toman turnos para tener su propio negocio, van a estar todos bien.

En occidente por el contrario tendemos a competir a fondo, incluso con nuestra propia familia, y el único beneficiado y quien termina billonario es el banco. Pues pensemos que, si entre 10 amigos con empleos similares decidimos hacer 10 negocios el mismo año con préstamos del banco a 10 años al 10% de interés, lo más posible es que solo 1 prospere, pero las otras 9 deudas con el banco sí habrá que pagarlas. En cambio, al apoyarnos entre todos para que con un 10% de nuestro salario apoyemos uno del grupo cada año, lo más seguro es que los 10 prosperen y cada año que pase sea más fácil para el emprendedor en turno, ya que el apoyo económico, también tiene el aporte de experiencia.

¡Ahorro, emprendimiento y solidaridad! La filosofía China.



¡Si te gusta compártelo!

También te invitamos a que nos sigas en nuestras redes sociales para enterarte de todo el contenido nuevo que publicamos.

Facebook

Linkedin

Instagram


25 vistas

©2020 por Inversión Inteligente. Creada con Wix.com